Alerta por 48 horas en el Caribe ante intensas lluvias

Ideam informó sobre el paso de una onda tropical y recomendó estar atentos a inundaciones y descargas eléctricas en el litoral y el archipiélago de San Andrés.

Barranquilla y Soledad despertaron ayer bajo fuertes lluvias y tormentas eléctricas que causaron varias emergencias. El aguacero comenzó a las 3:00 de la madrugada y se prolongó hasta pasadas las 6:00 de la mañana.

En la capital del Atlántico, algunas viviendas de los barrios 7 de Abril y 7 de Agosto resultaron afectadas por las inundaciones. Los vecinos reportaron que las corrientes de agua llenaron los arroyos y las vías e ingresaron a las casas. El agua mojó todo lo que encontró a su paso. Colchones y ropa debieron ser sacados a las calles y terrazas para ser secados.

“Estaba lloviendo tan duro que nos tocó levantarnos para asegurar nuestras cosas. Para levantar los colchones, mover las camas y proteger los electrodomésticos. Para colmo no había luz y la mosquitera no dejaba dormir”, manifestó Yuranis Álvarez, habitante del barrio 7 de Agosto.

En Soledad

En este municipio del área metropolitana se registraron emergencias en la calle 30, en el colegio Itida, la entrada del barrio El Tucán y en la vía que comunica a la isla Cabica con el corregimiento de Caimital, en Malambo.

La creciente de los arroyos que inundan algunos tramos de la calle 30 impidió el ingreso y la salida de pacientes, médicos y ambulancias del Hospital Universidad del Norte. 

Diego Castresana, gerente del centro hospitalario, le dijo a EL HERALDO que la creciente en la calle 30 hace imposible las labores del hospital, debido a que cada vez que llueve, el agua se estanca entre 30 minutos y una hora.

“Las alcantarillas se tapan e impiden el drenaje, por eso el agua hace su ingreso a la parte interna del hospital”, afirmó el administrativo. Aseguró, además, que la situación les preocupa porque en época de lluvias el tema se vuelve crítico y se afectan los cerca de 13.000 pacientes que atiende la institución. 

La Institución Educativa Técnico Industrial del Atlántico (Itida) fue otra de las afectadas. Las aguas del arroyo El Salado inundaron los talleres, las aulas de clase, la sala de profesores y los pasillos del colegio.

Tras el aguacero, las aseadoras trataban de sacar el agua de los salones y recoger los desechos que dejó a su paso el arroyo.

La rectora Bienvenida Hernández Blanco calificó como “grave” la emergencia registrada ayer, porque “no se pudieron dictar las clases en la jornada de la mañana, lo que afectó a cerca de 1.500 estudiantes”.

Ideam y Dimar afirman que las lluvias seguirán

El Ideam alertó por las fuertes precipitaciones que se presentan desde la madrugada de ayer en amplios sectores del mar Caribe colombiano, incluidas zonas del litoral, golfo de Urabá y el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, debido al tránsito de una onda tropical y una baja presión. 

El pronóstico del Ideam indica que continuarán las condiciones nubosas y las lluvias intensas en estos sectores, por lo que recomendó a los pobladores y entidades de gestión del riesgo, estar atentos a las posibles descargas eléctricas e inundaciones que se podrían generar. 

Según el Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas, el fenómeno que circula por el oeste del mar Caribe se ubica cerca de los 85°W con 16°N, generando condiciones de inestabilidad que afectan a San Andrés, Providencia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua y el golfo de México. 

Ante esto, las autoridades solicitaron parar toda actividad marítima, incluyendo el transporte en el catamarán, que navega entre Providencia y San Andrés, así como un llamado a los pescadores, para que se abstengan de faenar hasta tanto no se normalice la situación.

Por su parte, la Dirección General Marítima (Dimar), a través del Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas (CIOH) del Caribe, también se pronunció y comunicó que las actuales condiciones océano-atmosféricas que se presentan en el Caribe colombiano obedecen al paso de una onda tropical. “Se prevé que este fenómeno adverso continúe las próximas 24 horas, afectando el centro y sur del litoral Caribe colombiano”, añadió.

Sin embargo, la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo advirtió a las autoridades municipales que la alerta se mantendrá 48 horas.

Inspeccionan zonas  

La secretaria de Gobierno de Soledad, Josefa Cassiani, y el equipo de Gestión del Riesgo de ese municipio visitaron Cachimbero, La Concepción y Ferrocarril, algunos de los barrios que resultaron afectados por inundaciones. En esos sectores, dijo la funcionaria, encontraron que el desbordamiento de los arroyos se dio como consecuencia del taponamiento de los cauces con las basuras arrojadas en las corrientes de agua. Cassiani aseguró que con el alcalde Joao Herrera se trabaja en entregar las ayudas requeridas por las personas que resultaron afectadas por la creciente. La funcionaria invitó a los ciudadanos a no  continuar arrojando residuos sólidos en el cauce de los arroyos y en los caños para evitar emergencias, como las de ayer.